Etiquetas: , , ,

El “picar” se va a acabar

En asesorías, gestorías, despachos de economistas, algunos de abogados, graduados sociales, administradores de fincas, etc., etc., etc.; en una parte de la prestación de sus servicios ofrecen la gestión fiscal y contable de las facturas a sus clientes. Ya saben, el cliente les lleva “la bolsa” de facturas del mes y en la asesoría tienen que informatizarlas y “picar” estas facturas para, más tarde, presentar las obligaciones fiscales y contables de toda índole…

Pero debemos tener claro que esto va a desaparecer, ya hay bastantes programas y tecnología que lo facilitan, empresas como anfix, exact, o zerocoma, facilitan esta labor. Si nos paramos a pensar con calma y perspectiva, qué valor real se le aporta al cliente con estos servicios si ya existe tecnología que lo puede hacer….

Debemos tener claro que, hoy en día, en el siglo XXI, en la era del conocimiento, la innovación y la tecnología, lo que tenemos que hacer los que nos dedicamos a la noble profesión de ayudar a la pymes, en cualquier ámbito, es prestarles servicios de verdadero valor y que con su implementación permitan que estas pymes vayan dando pasos para alcanzar sus objetivos y metas, puedan crecer con seguridad y competir en el mercado aportando soluciones que les permitan obtener resultados.

Sinceramente, cuando asisto a presentaciones y jornadas de compañías que nos presentan herramientas tecnológicas que permiten liberar tiempo en los despachos profesionales para ayudar a los clientes y asesorarles para ser mejores y más rentables, me doy cuenta de la gran cantidad de tiempo, poco rentable, que se emplea en hacer labores repetitivas que, al final, lo único que permiten a los clientes es cumplir con plazos y obligaciones legales (muy necesarias por otra parte pero a un tiempo y coste justos) en detrimento de invertir en un tiempo de calidad para asesorarles, por ejemplo, en temas financieros/económicos/contables que les ayuden a analizar su información económica y tomar decisiones para gestionar mejor la empresa, pudiendo utilizar también programas de Business Inteligence para ayudar a los clientes en su estrategia de negocio y en mejorar sus resultados económicos, tal y como también refiere Amado Consultores en su blog.

La tecnología ha venido para quedarse y para ayudarnos en nuestras labores de asesoramiento y consultoría, pero tenemos que adaptarnos y estar dispuestos a cambiar, invertir en tecnología, formarnos e implantar esta tecnología para convertir el tiempo de los procesos en tiempo de valor para los clientes. Por eso, es necesario ser conscientes que la transformación digital, tal como dice @jordiestalella, en su artículo “Los errores de los bufetes de abogados en la transformación digital”, tiene un proceso y que, con la tecnología, se avanza pero no se pueden buscar resultados inmediatos, y que, además de cambiar las herramientas, es necesario cambiar la cultura de la firma, que implementar cambios tecnológicos requiere paciencia y persistencia y los resultados llegarán y, sobre todo, que la transformación digital requiere de aliados internos de cada firma para afrontar con garantías el cambio.

Y, por favor, no olviden que contabilización de facturas es sólo una pequeñísima parte de cómo apalancando procesos en tecnología ganamos tiempo para nuestros clientes.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies