Etiquetas: , , , , , ,

¿Cómo calculo las retenciones del IRPF de una nómina?

Especialmente en estas fechas en las que nos encontramos inmersos en la campaña de la declaración de la renta, es cuando muchos trabajadores se preguntan si las retenciones practicadas en sus nóminas durante el año anterior se han realizado correctamente y qué influye para que sea un porcentaje u otro.

Cuando un empresario contrata a un trabajador tiene la obligación de practicarle la retención del IRPF en su nómina, cuyo porcentaje dependerá de lo que legalmente esté establecidoen ese momento, puesto que existen cambios legales que modifican los cálculos para practicar la retención, señalando también que no siempre se tiene que retener, ya que existen casos en los que no es obligatorio. La empresa tiene la obligación de ingresarlas retenciones practicadas a los trabajadores en la AEAT (hacienda),mediante la presentación del modelo 111. Hacerlo de forma trimestral o mensual depende de si es una pyme o una gran empresa, siendo estas últimas las que deben ingresarlo cada mes.

Estas retenciones son pagos a cuenta de la declaración de la renta anualde cada trabajador, y como he señalado, se ha de ir ingresando de forma periódica. Muchas veces los trabajadores se preguntan de dónde sale la cantidad a devolver o porqué tienen que pagar cuando hacen su declaración de la renta, y la respuesta es que esas cantidades ya las había ingresado la empresas al ir reteniéndolas como pagos a cuenta de su declaración, esto es, una previsión de lo que podría resultar a ingresar teniendo en cuenta los rendimientos del trabajo (salario) y según las posibles deducciones que le pudiese corresponder por dichos rendimientos.

En numerosos casos, cuando el trabajador presenta al año siguiente su declaración de la renta, las retenciones ingresadas coincidirán con la cuantía del IRPF que el trabajador tiene que tributar en ese año, por lo que no tendrá que pagar nada más. Aunque determinados factores como otros ingresos que pueda tener el trabajador en ese año o cambios en su situación personal, pueden hacer que las retenciones realizadas a lo largo del año sean demasiado altas, de forma que la declaración de la renta salga a devolver o que sean demasiado bajas, con lo que saldrá a pagar.

Los ingresos que realizar la empresa son a través de los modelos 111, pero se realiza la presentación de una declaración con el resumen anual y comunicando a nombre de quién ha resultado tal ingreso a través del modelo 190.

El ingreso es una previsión del resultado esperado en la declaración de la renta o IRPF, resultado que dependerá de su sueldo, el tipo de contrato y de circunstancias personales como el número de hijos a su cargo, si tiene cónyuge o no, si tiene ascendientes a su nombre, pensiones compensatorias, etc.

El Modelo 145: Comunicación de datos al pagador (descargar)

A través de este impreso el trabajador comunica a la empresa la información necesaria para que pueda calcular las retenciones a practicar en la nómina. Si el trabajador no lo confecciona o lo hace erróneamente, la empresa tiene la obligación de retener conforme a la situación menos favorable.

El empresario debe disponer de ese impreso en el momento de la contratación y la el trabajador debe cumplimentarlo para poder facilitar los datos personales requeridos:

  • Datos de identificación
  • Situación familiar
  • Grado de discapacidad
  • Número de descendientes a su cargo
  • Número de mayores de 65 años a su cargo
  • Familiares discapacitados a su cargo
  • Pensiones compensatorias en favor de los hijos o el cónyuge
  • Pagos por adquisición de vivienda habitual con financiación ajena

Otros datos necesarios para el cálculo de las retenciones

Además de la información personal facilitada por el propio trabajador, los demás datos necesarios para calcular la retención los la empresa en calidad de entidad contratante:

  • Sueldo bruto anual
  • Seguridad social a cargo del trabajador
  • Duración del contrato y tipo de relación laboral

Como calcular la retención del IRPF

El proceso de cálculo de las retencionesreviste cierta complejidad y se realiza en base a las tablas del IRPF y las tablas de deducciones del IRPF fijadas por Hacienda cada año. Recomendamos dos opciones:

1.- Si únicamente se trabaja para una empresa durante todo el año y se ha comunicado correctamente la situación a través del modelo 145, dejar que la empresa calcule la retención de forma mensual y ante cualquier cambio a lo largo del año, regularizar lo antes posible el porcentaje de retención.

2.- Si trabajamos para más de una empresa a lo largo del año, y teniendo en cuenta que cada empresa calcula el porcentaje de retención en función de la situación que ella conoce (no conoce los datos que se haya podido tener en otros trabajos), hacer una estimación anual según los ingresos y las circunstancias personales y familiares de todo el año y solicitar a la empresa actual una retención con un porcentaje determinado, que previsiblemente sea mayor que el que iba a practicar la empresa actual. Dicha estimación se puede hacer con la ayuda del programa de la AEAT (Cálculo de retención para el año 2016)

 De esta forma, tanto para la opción 1 y 2, el cálculo de retención se aproximará mucho a la realidad, y llegado el momento de hacer la declaración de la renta no habrán sorpresas desagradables, al menos en lo que a los rendimientos del trabajo se refiere.

Javier Artacho Reboso                                                                                                                   Socio – Director                                                                                                                              Musashi asesores consultores

Conecta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies