Etiquetas:

CUENTAS ANUALES

La Ley deja bastante claro la obligatoriedad de presentar las Cuentas Anuales todos los años, pero, ¿para qué sirven y por qué son tan importantes?

Las Cuentas Anuales recogen toda la información económico-financiera de una sociedad por eso es un importante instrumento para analizar la empresa.

Las Cuentas Anuales están formadas por:

          – El Balance, compuesto por el Activo, el Pasivo y el Patrimonio Neto y refleja la situación tanto patrimonial como económica de la empresa.

          – La Cuenta de Pérdidas y Ganancias, compuesta por los ingresos y los gastos de la empresa y su fin es calcular el resultado del ejercicio a través del cual vemos si la empresa ha obtenido beneficios o pérdidas. A través del modelo de Pérdidas y Ganancias calculamos el impuesto de sociedades.

           – El Estado de Cambios en el Patrimonio Neto, que incluye toda la información que afecta al patrimonio neto y a partidas como los fondos propios, las subvenciones y los ajustes por cambio de valor. Consta de dos documentos:

                       – El Estado de Gastos e Ingresos Reconocidos. Recoge los cambios en el patrimonio neto que afecta a la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

                       – El Estado Total de Cambios en el Patrimonio Neto. Se incluye la información del Estado de Gastos e Ingresos reconocidos además de, las operaciones realizadas con los socios y el resto de los ajustes contables.

En el caso de las PYMES, el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto consta de un único documento que es parecido al Estado Total de Cambios en el Patrimonio Neto.

         – El Estado de Flujo de Efectivos (las PYMES no tienen que realizarlo). En el se reflejan los movimientos de dinero de la empresa como indica su nombre.

         – La Memoria. En ella se amplía la información de los otros documentos que forman las cuentas anuales. La información que se aporta en la Memoria es cuantitativa.

Lo habitual es que las cuentas anuales recojan la información de un año de la empresa desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, aunque hay algunas excepciones. En este caso, el último día para su presentación es el 30 de julio del año siguiente siempre teniendo en cuenta que deben presentarse en el registro en el plazo máximo de un mes desde que se aprueban en la Junta General.

Deben estar firmadas por el administrador que verifique que las Cuentas Anuales recogen la imagen fiel de la empresa.

Las Cuentas Anuales son tan importantes porque reflejan una imagen global de la empresa y a través de ellas se ve su evolución año tras año. A través de ellas conocen la situación de la empresa de terceros relacionados con la empresa, los proveedores, los clientes, los competidores, los socios y, además, los posibles futuros inversores, entre otros.

Milagros Ortega Guerrero
Asesor Fiscal
Musashi asesores consultores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies