Etiquetas: , , , ,

De profesión: Empresario

No es nada fácil saber qué se quiere ser de mayor y, por lo tanto, elegir profesión se convierte en toda una encrucijada. Vivimos en un país en el que se apuesta más por la seguridad que por la aventura, pero si le gusta el riesgo y ser libre, sea de profesión empresario.

Las personas disponen de muchas opciones a la hora de tomar una decisión para afrontar el futuro en la forma de ganarse la vida y “llevar el pan a casa”, se puede ser fontanero, electricista, comercial, médico, abogado, zapatero, maestro… y para todo ello se tienen que adquirir unos conocimientos y, así, ser capaz de aportar valor al mercado para que nuestros clientes nos compren nuestros productos y servicios. Pero también existe una profesión para la que no existe ningún título oficial y que genera mucha riqueza y puestos de trabajo, es la profesión de EMPRESARIO, sí, con mayúsculas, la profesión lo merece, sin desmerecer, por supuesto, al resto de profesiones.

¿Dónde se enseña a ser empresario? Pues oficialmente en ningún sitio, oficiosamente la mejor escuela está en el mercado, ahí está la verdadera universidad del emprendimiento, si apruebas te dan el título de empresario, el título de generador de riqueza y empleo.

Pero qué se necesita para ser empresario, qué cualidades debe tener la persona para convertirse en un dinamizador de la actividad económica, en un generador de trabajo, en un facilitador de cambios…Pues además de capacidad de riesgo y aventura, es necesario que tenga cualidades para:

  • La dirección.
  • La comunicación y las relaciones personales.
  • La gestión
  • El control

Y, por otra parte, debe tener capacidad de organización, de adaptación al entorno y de respuesta al mismo. Dominar estas áreas es fundamental y su interrelación facilita al empresario crear y desarrollar su estilo de dirección, es decir, la forma en que este empresario desempeñará sus funciones. Por supuesto si, además, tiene conocimientos del sector de actividad en el que opera le permitirán tener más posibilidades de lograr el éxito en el desarrollo de su empresa.

En cuanto a la cualidad de dirección hay que tener en cuenta fundamentalmente el ejercicio del liderazgo, a la función de señalar cuál es el camino a seguir, ya que todo lo relacionado con la gestión se puede poner en manos de un director, administrador o consejero delegado.

Por qué la comunicación y las relaciones personales son importantes para un empresario, pues lógicamente el empresario fundamentalmente va a trabajar con personas, personas a las que debe saber coordinar, dirigiendo el esfuerzo colectivo en un mismo objetivo, intentando crear relaciones positivas y comunicarse de forma eficaz, permitiéndole esta capacidad de comunicación desarrollar también su capacidad ejercer el liderazgo.

Es evidente que para que una empresa pueda funcionar necesita disponer de una mínima estructura de recursos, sistemas y procedimientos, es decir, necesita un estructura organizativa, de forma coordinada, a través de la cual desde la dirección se pueda transmitir a todas las áreas de la empresa los objetivos y directrices a seguir para conseguirlos, por tanto, la capacidad de organización del empresario es fundamental.

Aunque un empresario con formación profesional técnica para desarrollar su actividad dispone de un importante activo para su propia empresa, también es necesario que tenga capacidades para realizar y desarrollar su trabajo de gestión, es decir, que tenga un enfoque de cómo “hacer empresa” marcando unas directrices constantes en el quehacer cotidiano, ordenando una serie de principios, creencias y valores que condicionan sus decisiones y enfoques de gestión. Gestión que será aplicada a cinco grandes áreas de la empresa: estratégica, operativa, financiera, marketing y recursos humanos.

El seguimiento y control es una cualidad muy necesaria mediante la que debe supervisar los resultados y comprobar si se van cumpliendo según lo previsto. Esta función permitirá saber si se logran los objetivos, cómo se están alcanzando, si los planes y programas se están aplicando según la estrategia marcada y si están dando los frutos esperados.

Vemos pues que esta profesión de empresario, aunque apasionante, no es nada fácil y cada experiencia es una lección y cada lección será un activo de conocimiento que podrá aplicar en el futuro…

Ya sabe, si quiere ser empresario, su universidad será el mercado y el sobresaliente o la matrícula de honor dependerán de los beneficios de su cuenta de resultados.

José Ángel Morales Medrano                                                                                                        Socio – Director                                                                                                                                Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies