Decisiones estratégicas

Una empresa son las decisiones que toman sus directivos, pero no todas las decisiones tienen la misma importancia y causan el mismo efecto. Las decisiones que marcan el camino a seguir por la empresa son decisiones estratégicas y estas tendrán un gran impacto en el largo plazo.

En realidad, el trabajo de los empresarios y directivos es precisamente ese, la dirección de la empresa sabiendo tomar decisiones estratégicas que produzcan en el largo plazo los resultados esperados. Todas, pero sobre todo, las personas que están en el vértice de las organizaciones deben ser conscientes de dónde están, qué es lo que quieren hacer, qué objetivos se han propuesto conseguir, qué pasos deben dar para conseguirlo y cómo lo harán para que se obtengan resultados tangibles.

Pero el camino se hace caminando y para ser un buen tomador de decisiones estratégicas hay que practicar tomándolas, poniéndolas en práctica y equivocándose (intentando que sea lo menos posible).

Para tomar este tipo de decisiones existen modelos que ayudan a equivocarse lo menos posible. Y uno de ellos es el que te exige contestar a tres cuestiones muy concretas:

1ª.- ¿Dónde estoy? ¿De dónde parto?

2ª.- ¿Qué hacer?

3ª.- ¿Cómo hacerlo?

Pero estas preguntas hay que responderlas teniendo en cuenta lo que se encuentra en el centro de las mismas: el ¿Por qué? Que está totalmente vinculado con la Misión, la Visión y los Valores de la empresa porque ello constituye la existencia de la empresa y responde a ese por qué.

Estrategia empresarial

Como fácilmente se puede adivinar, las decisiones estratégicas no tienen nada que ver con las operaciones del día a día de la empresa para las que se tienen que tomar decisiones operativas. Las decisiones estratégicas se toman para construir el futuro que se quiere crear para la empresa, por eso afectan a toda la empresa y requieren, en muchas ocasiones, de importantes compromisos de recursos corporativos. No son decisiones fáciles de tomar porque tienen un alto componente de incertidumbre, máxime en el entorno Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo en el que nos encontramos (VICA); además de que se tienen que tomar en la mayoría de las ocasiones con información limitada y sin disponer de todos los datos necesarios pero, sobre todo, son decisiones que afectan al largo plazo, normalmente producirán cambios relevantes y alcanzan a globalidad de toda la empresa.

Del mismo modo que los deportistas de élite se la juegan en cada campeonato y, aunque tienen su entrenador, al final son ellos los que ganan las medallas; los empresarios tienen y deben acostumbrarse a lidiar con este tipo de decisiones y aunque cuenten con asesores externos que les puedan ayudar, son ellos, los empresarios, los directivos, los que tienen que aprender a tomarlas y a ponerlas en práctica, porque al final los resultados son ellos los que los obtendrán.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies