Empresario, si el mercado te quiere como franquicia, dale tu amor franquiciado…

Siempre lo he dicho, para ser franquiciador hay que hacer bien las cosas, esto significa que la empresa que se vaya a convertir en una franquicia, se quiera desarrollar y tener éxito, tiene que estar soportada en un proyecto consistente, de lo contrario posiblemente el proyecto sea un fracaso.

Pero, además de esa consistencia, el mercado suele dar alguna señal de las posibilidades de desarrollo de la empresa como franquicia, y una de esas señales es cuando algún emprendedor se acerca a al empresario (futuro franquiciador) y le pregunta si su empresa es una franquicia porque le gustaría tener un punto de venta de esa empresa, igual que el suyo. Es evidente que, si se acercan a una empresa de éxito para poder pertenecer a ella como potencial franquiciado, esa empresa está siendo validada por el mercado. Es que hay negocio y si hay negocio puede haber franquicia.

Ese emprendedor que aspira a ser potencial franquiciado suele ser cliente de la empresa, consume sus productos o sus servicios y se siente completamente cubierto en las necesidades que tiene, por eso y porque comprueba que otros clientes como él reciben el valor que necesitan, quiere ser participe del éxito de la empresa y, sintiéndose identificado con esa marca que le está satisfaciendo sus necesidades, quiere pertenecer a ella integrándose como franquiciado.

En el desarrollo de muchos de los proyectos que realizamos, afortunadamente esta es una situación que se da con mucha frecuencia, es decir, empresarios con éxito que están siendo cortejados por emprendedores para abrir puntos de venta de esa empresa de éxito, signo inequívoco del potencial de la empresa para desarrollarse a través del sistema de franquicia.

Pero es que además si el empresari@ titular de esa empresa no se ha planteado nunca crecer a través del sistema de franquicias, es el momento de empezar a pensarlo porque el mercado le está diciendo de forma clara y directa que hay potencial para crecer y desarrollarse, que tiene éxito y que ese éxito quiere ser imitado por más personas. Ya se ha hecho lo más difícil, acertar en el mercado con el negocio y tener éxito, por lo tanto, ahora sólo queda replicar y replicar. Cuando el mercado te está pidiendo crecer tienes la mejor carta de presentación, tu propia empresa, para que ese crecimiento tenga éxito a medio largo plazo porque la mejor presentación de un negocio es el propio negocio y los resultados que está obteniendo.

Es evidente que la prudencia también juega un papel importante a la hora de tomar decisiones de esas características, porque el empresario que finalmente apuesta por salir al mercado como franquicia tiene que hacer las cosas muy bien, como ya se ha comentado antes.

Cuando se crea una franquicia se crea un nuevo proyecto a partir del éxito de la empresa que se va a desarrollar y es necesario hacer las cosas de forma profesional, técnica y organizativamente bien ya que, de no hacerlo así, el proyecto se puede volver en contra de la propia empresa que lo está desarrollando y, al final, salir perjudicada por un mal planteamiento y todo lo que ha conseguido hasta el momento se puede convertir en un fracaso.

La empresa de éxito en su proyecto de desarrollo de franquicia debe crear la estructura organizativa necesaria que dé soporte y apoyo a lo que será la nueva red de franquicias porque en eso se basará el sistema y porque sus franquiciados así se lo demandarán. El empresario, ya franquiciador, debe poner orden y control en su desarrollo y crecimiento y para ello se debe aliar con profesionales que le ayuden a materializar su éxito y evitar errores. No es lo mismo tener éxito con una empresa que con una red de puntos de venta de esa empresa, para multiplicar el éxito es necesario tener consistencia organizativa y profesional.

Empresario de éxito, en tus manos lo dejo, si tu empresa tiene potencial y el mercado se ha enamorado de ella porque aporta valor ¿qué piensas hacer? ¿compartirás amor? ¿o no te quedarás sólo y sin recibir ese cariño que el mercado está dispuesto a darte…y pagarte?

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies