Etiquetas: , , , ,

En su despacho profesional, sea un buen director de orquesta

Para dirigir un despacho profesional no hace falta tener demasiada capacidad de inversión y disponer de muchos medios y recursos, es tan sencillo como saber tocar un instrumento y tan “fácil” como dirigir una orquesta.

¿Le gusta la música?, en general a todos nos gusta la música a unos el rock, a otros el pop, la música clásica, el rap, música melódica, música celta, etc. ¿Le gustan los sonidos que emiten los instrumentos? Cuerda, percusión, viento, instrumentos eléctricos. Pues bien, la dirección de un despacho profesional es como la música, hay que saber de sonidos e instrumentos y dominarlos para que integrados en el entorno y bien dirigidos, de ellos, salga una bella melodía.

Todos creemos que con la capacidad de inversión de las grandes firmas dirigir es más fácil y que los pequeños despachos profesionales nos podemos justificar en que nuestros resultados no pueden ser tan buenos porque no disponemos de medios y recursos. No nos engañemos, tener capacidad económica ayuda, pero no garantiza nada.

Dirigir un despachos profesional es como la música, con un piano podemos sacar una buena melodía pero hay que saber tocar las teclas, qué teclas hay que tocar, en qué momento hay que tocarlas y cómo tienen que estar en armonía con los demás instrumentos y músicos para que el sonido que finalmente se emita la orquesta dé unos satisfactorios resultados, tanto para cada uno de los músicos, como para la propia orquesta y, sobre todo, para nuestros oyentes (clientes).

Dirigir un despacho profesional es tocar teclas y tocarlas bien:

  • Está la “tecla” de los clientes: conocer sus necesidades, retenerlos, fidelizarlos, gestionarlos, rentabilizarlos.
  • Tenemos la “tecla” de las personas: fundamentales en la prestación de servicios profesionales y obtención de resultados. Conocimiento y talento vivo.
  • No podemos olvidar la “tecla” del precio: la política de precios tiene que estar alineada con nuestra con nuestra estrategia y posición en el mercado.
  • Los servicios la “tecla” que soluciona las necesidades de los clientes.
  • La “tecla” de la gestión económico financiera sin la cual la rentabilidad del despacho profesional se puede ver eliminada por una mala gestión de los recursos.
  • Y, cómo no, la necesaria “tecla” de la tecnología herramienta sin la cual los despachos profesionales del siglo XXI estaríamos fuera del mercado.

Lógicamente para dirigir una orquesta hay que saber de música y para saber de música hay que estudiar música, por eso, hoy en día los socios y dirigentes de los despachos profesionales deben formarse en management y ejecutar esos conocimientos para convertir sus firmas en verdaderas empresas de servicios profesionales y dejar en la estantería de recuerdos el estilo personalista de los despachos del siglo XX, abrazando la marca de cada profesional como un valor diferencial único dentro de una firma de servicios profesionales que acoja a esos profesionales como personas especiales y especializadas dentro de una empresa de servicios con identidad corporativa única.

Pues ya lo ven, para dirigir un despacho profesional sólo se trata de tocar las teclas que tenemos a mano, no se trata de que tengamos el mejor piano Yamaha o Steinway & Sons, hasta con las teclas de una máquina de escribir podemos hacer buena música y si no oigan aquí…

José Ángel Morales Medrano                                                                                                        Socio – Director                                                                                                                                Musashi asesores consultores

Conecta

0 respuestas a “En su despacho profesional, sea un buen director de orquesta”

  1. Estaba inspirándome para, como colocar un piano en el despacho en casa de una clienta, y este post me ha encantado, me ha abierto un poco la mente y me ha ayudado a redactar el asesoramiento decorativo de una manera imaginativa. Muchas gracias! Gran post!

    • Estimada Belén, me alegro mucho de que el post le haya inspirado y le agradezco el tiempo que le ha dedicado a su lectura. Creo que la dirección es un arte, como la música, y sobre todo en empresas de servicios como las nuestras en las que las personas juegan un papel determinante y es necesario que con las acciones de cada uno de nosotros el cliente escuche la “música” que necesita en cada momento.

      Muchas gracias!!

      José Ángel Morales Medrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies