Franquiciar con sólidos cimientos

Si quieren convertirse en franquiciador, estudie bien cómo se construye una casa,  porque siempre se empieza por los cimientos y nunca por el tejado. Para que la casa sea confortable hay que construirla bien. Igual pasa con las franquicias.

Cuando un empresario decide apostar por el crecimiento de su empresa y decide que la franquicia es lo mejor, desde el principio, debe apostar por plantear un proyecto empresarial soportado en unos sólidos cimientos que le permitan equivocarse lo menos posible y, para ello, debe:

1º.    Analizar su situación de partida:

a.       Disponiendo de información del sector.

b.      Definiendo cuál es el proyecto que pone en marcha.

c.       Comprobar la situación del mercado/competencia.

d.      Trabajar en un plan de viabilidad.

e.      Asesorarse por profesionales especialistas del sector.

 2º.    Formular el nuevo negocio:

a.       Qué negocio tiene y cuál será su forma de hacer las cosas.

b.      Conocer el mercado/demanda para adecuarse a él.

c.       Ser realista con la situación que tiene y con lo que necesita hacer.

d.      Poner en orden los números del proyecto.

 3º.    Método de desarrollo en red:

a.       Qué diferenciará a su franquicia.

b.      Planteamiento de la expansión.

c.       Ordenar todos los aspectos del negocio que firmará en el contrato.

d.      Pensar en ganar/ganar.

e.      Tener claro que sus franquiciados serán sus socios a los que necesita.

f.        Cuidar a  sus franquiciados: servicio, servicio, servicio y cumplir con lo acordado.

g.       Tenerlo todo previsto y no improvisar.

h.      Los experimentos con gaseosa: antes de empezar debe probar su sistema.

i.         Qué perfil de franquiciado está buscando, cualquiera no vale.

 4º.    Saber hacer:

a.       Plasmar la personalidad de éxito de la franquicia en la documentación necesaria.

b.      “Vender bien” (siendo realista) su franquicia en un atractivo brochure.

c.       Que la documentación legal, precontrato, contrato, sea garantía de un buen funcionamiento para franquiciador y para fraquiciados.

d.      Crear, disponer, actualizar, manuales operativos que ayuden, de verdad, a todos sus socios-franquiciados.

El papel lo aguanta, todo pero cuando hay un buen proyecto, además del papel, la materialización de lo que es necesario hacer es lo que llevará al éxito al empresario-franquiciador.

Cada vez más hay mejores proyectos en el mundo de la franquicia y cada vez más los que apuestan lo hacen mejor.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies