¿GESTIONAS TU DESPACHO PROFESIONAL CON LOS 5 SENTIDOS?

A partir del desarrollo y evolución que han tenido y están teniendo los despachos profesionales, ya nadie duda de que un despacho profesional haya que gestionarlo como una empresa. La gestión de un despacho profesional es de sentido común, quizás el sentido más importante para gestionar cualquier empresa, pero además también es necesario aplicar los cinco sentidos para gestionar un despacho profesional, como firma de servicios profesionales:

La VISTA para gestionar el presente pero mirando siempre al futuro a construir.

  1. El GUSTO por el trabajo bien hecho como valor fundamental de permanencia en el mercado, si no se trabaja bien para los clientes que nos contratan tenemos los días contados.
  2. El TACTO para liderar a equipos técnicos, profesionales y colaboradores, ellos son la principal fuente de conocimiento del despacho y sin ellos el despacho no existe.
  3. El OIDO para estar atento a las necesidades de los clientes y del mercado y cubrir esas necesidades.
  4. El OLFATO para detectar nuevos mercados, nuevos clientes, nuevas oportunidades de negocio.

Si utilizamos estos seis sentidos: el común, la vista, el gusto, el tacto, el oído y el olfato para gestionar nuestro despacho ya tenemos una parte de la partida ganada, pero el tablero competitivo es cada vez más amplio y existen muchos jugadores que, además de cuidar a sus clientes y el negocio que estos le generan, quieren ganar más cuota de mercado, quieren más “trozo del pastel”, por lo tanto, para poder competir en el mercado actual, además de optimizar nuestros sentidos es necesario tener una estrategia competitiva que haga diferente al despacho profesional y escoger, de forma deliberada, un conjunto de actividades diferentes que proporcionen al despacho profesional una combinación única de valor.

Y esa estrategia se tiene que basar en:

  • Tener una actitud corporativa proactiva para crear el futuro.
  • Definir claramente el mercado y la diferenciación del despacho profesional.
  • Considerar la influencia del mercado y de la competencia.
  • Apostar por la satisfacción del cliente para ser rentable.
  • Disponer de una propuesta de valor atractiva para: clientes, empleados, colaboradores y accionistas, para que el despacho profesional tenga hueco en el mercado.
  • La planificación y la efectividad estando siempre presentes pero sabiendo ser flexible ante los cambios del mercado.
  • Los valores corporativos que son clave en el largo plazo, porque constituyen el ADN del despacho profesional.
  • Los factores clave de la empresa que es necesario saber gestionarlos.
  • La proactividad operativa desagregando objetivos retadores en programas de acciones alcanzables.
  • Que esa estrategia definida debe ser comunicada, implantada y actualizada permanentemente.

Si se agudizan los sentidos, se dispone de una estrategia competitiva aterrizada con los elementos mencionados y se cubre la necesidad de cliente conciliando los intereses de los socios y profesionales del despacho tendremos una empresa de servicios profesionales rentable.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies