Etiquetas: , , , , ,

La Tiranía de los Números

En el mundo de la pyme, en demasiadas ocasiones, cuando hablamos con las empresas de estrategia y de cambio, el foco lo ponen fundamentalmente en los números, y es lógico, en los tiempos que corren uno de los objetivos de las pymes es, como mínimo, sobrevivir y que los números les cuadren, es decir, la empresa quiere tener una estrategia y cambiar para mejorar sus números, tiene todo el sentido del mundo, para eso son empresas, para ser rentables. No obstante, los números son muy tiranos, si pensamos solamente en ellos, nos apartan la mirada de aquellas palancas que, en realidad, en las compañías, son las que hacen que los números se conviertan en rentables y las empresas puedan obtener beneficios. Los números, los buenos números empresariales son resultado del trabajo que hay que realizar en diversas áreas de la empresa.

Pero cuando las empresas, para mejorar los números, tienen que hacer cambios y esto les supone romper con el “status quo” establecido y terminar con hábitos empresariales poco saludables (que solo les permiten sobrevivir) y, además, estos cambios suponen añadir más trabajo al torbellino del día a día para implantar una estrategia que les facilite alcanzar la rentabilidad deseada y el beneficio necesario, el futuro se les presenta cuesta arriba y prefieren el sufrimiento permanente del arrepentimiento, que el sufrimiento de la disciplina que les lleve a un futuro mejor.

Para:

–              Mejorar los números,

–              Mejorar los resultados,

–              Alcanzar mayores rentabilidades y

–              Disponer de un mayor margen de beneficio

 

No es solo cuestión de “tocar” los números. Los números son consecuencia de hacer cambios en determinadas áreas y tomar acción y para que la acción lleve a la empresa a unos buenos números y, en general, a unos buenos resultados, es necesario que esa acción esté bajo una estrategia con sentido y dirección.

Todos los recursos de la empresa necesariamente tienen y deben que estar alineados con la estrategia, por eso, la estrategia y su implantación es el camino que las empresas tienen para producir los cambios que necesitan, cambios que están relacionados con:

–              Las Personas (Información, conocimiento y organización).

–              Los Procesos

–              Los Clientes y

–              Las Finanzas (sí, los números en los que influyen todo lo anterior)

Es la suma de todo lo anterior lo que hace que las compañías puedan convertirse en lo que quieren ser. (Visión)

No es mi intención convencer a los lectores de nada, puesto que todos sabemos, en nuestro fuero interno, que esta es la realidad y esta es la verdad. Las empresas cuando no van bien saben que necesitan cambiar. Esa necesidad de transformación la podemos ver gráficamente a partir de la siguiente Fórmula:

C =(Pi+Fa+Cs)>(Cr+Cp)

En donde       C= Cambio

Pi= Presente insatisfactorio

Fa= Futuro atractivo

Cs= Camino seguro para transitar del presente al futuro

Cr= Coste real de cambiar

Cp= Coste percibido de cambiar

RESULTADOS=  Estrategia + Acción > Inversión

En definitiva, para obtener RESULTADOS es imprescindible tener una ESTRATEGIA y tomar ACCIÓN siendo la INVERSIÓN inferior a los resultados que se obtienen. CAMBIAR SALE RENTABLE.

Sí, los números son necesarios, pero son muy tiranos porque los “números” nos “venden” lo queremos ver en nuestras cuentas de resultados, pero no “nos cuentan” el camino que debemos seguir para alcanzar esos deseados resultados.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies