La transformación digital: el reto de los despachos profesionales

Lo digital llegó y ha venido para quedarse y ya no hay marcha atrás, las naves de lo tradicional se han quemado y en la playa nos encontramos con un nuevo mundo que abordar.

En el sector de los despachos profesionales se están dando pasos en este sentido pero de forma muy leve y (es mi opinión personal) de forma demasiado lenta.

No sé si somos conscientes de que la digitalización ha llegado antes al consumidor, al ciudadano, al cliente, que a las empresas y que, además, el consumidor se ha adaptado perfectamente a este nuevo mundo, los hábitos de compra han cambiado y están evolucionando a un ritmo trepidante. Si nos paramos a pensar un momento, nos daremos cuenta de que los móviles, tablets, ordenadores, tv digitales, etc. han invadido nuestras vidas y están permanentemente presentes en ellas, a nadie se le ocurre separase de su móvil porque quiere estar permanentemente conectado y este “tsunami” ha llegado y, nos apartemos o no, nos empapará.

El progreso de las empresas, en general, y de los despachos profesionales, en particular, dependerá de su competitividad y de que esta sea sostenible en un entorno globalizado y, en las firmas de servicios profesionales, un porcentaje importante de su competitividad se apalanca en sus personas que tienen que, necesariamente, adaptar sus capacidades, actitudes y formación a este nuevo mundo digital, de lo contrario no serán competitivas, influyendo decisivamente en la no competitividad del despacho sentenciando así su trágica muerte.

Los despachos ya sienten la presión tecnológica, la presión del entorno, la presión del mercado (consumidores digitales) y, en definitiva, la presión del proceso de globalización que se apoya en lo digital. La transformación digital la deben abordar las firmas de servicios profesionales cambiando sus procesos de negocio desde su situación actual/tradicional hasta llegar a la digitalización total de la empresa.

El proceso de digitalización no es sólo software, hardware y tecnología, también es necesario adquirir competencias digitales:

  •  Creación de contenido digital.
  •  Creatividad.
  •  Información y alfabetización digital.
  •  Seguridad.
  •  Comunicación.
  •  Colaboración.
  •  Trabajo en red.
  •  Pensamiento crítico y evaluación.
  •  Resolución de problemas.
  •  Compresión social y cultural.
  •  Incorporación de nuevo talento.
  •  Etc.

La transformación digital es una magnífica oportunidad para los despachos profesionales, pero es necesario que se reinventen, que revisen su actual modelo de negocio, que cambien radicalmente su manera de hacer las cosas y lo hagan de forma rápida porque los cambios que se están produciendo son exponenciales y el mercado no espera a que las empresas se adapten; el cliente, cada día, es mucho más exigente y no hay tiempo para relajarse.

Los canales digitales les tienen que permitir a los despachos prestar servicios digitales, y no pueden anclarse en que este tipo de negocio es tradicional y personal, ¿ha habido algo más tradicional y personal que un banco? hoy podemos ver cómo muchos de ellos han desaparecido por no adaptarse y como los que se han adaptado están en la vanguardia de la digitalización.

El proceso de transformación digital debe abordarse desde el vértice de los despachos, es decir, son los socios los que tienen que estar convencidos de ello y deben hacerlo en fases:

  1. Replanteamiento del actual modelo de negocio.
  2. Diseño de la nueva forma de trabajar.
  3. Identificación de procesos a transformar.
  4. Selección de los proveedores, colaboradores, socios que les ayudarán en el proceso.
  5. Diseño de los nuevos servicios digitales a implantar.
  6. Implantación de esos nuevos servicios.
  7. Establecer una nueva cultura de empresa y una nueva estructura organizativa.

Cloud compunting, internet de las cosas, big data, accesos multicanal, redes sociales, talento digital, etc. palabras que los despachos profesionales deben tener muy presentes y que, no sólo deben empezar a utilizarlas, sino que, también, deben empezar a “ejercerlas”.

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies