Etiquetas: , , ,

LA VISIÓN DE TU EMPRESA: LA CONSTRUCCIÓN DE TU FUTURO (1ª parte)

¿Te acuerdas cuándo alguien de pequeño te preguntaba… y tú, qué quieres ser de mayor?

No sé cuál es tu caso, pero seguro que las respuestas de los niñ@s a esta cuestión era muy variada y, en muchos casos, muy alejada de la realidad de lo que esos niñ@s son hoy. La reflexión es ¿realmente nos hemos convertido en lo que queríamos ser?…En la vida uno puede llegar a ser lo que quiera ser, siempre que lo tenga claro, de otra forma será lo que la vida y sus vaivenes lo lleve a ser. La “claridad” de los niñ@s, en ese momento de su vida, normalmente se materializaba en imágenes de bomberos, futbolistas, actrices, médicos, abogados, astronautas o policías; pero cuál será su verdadera realidad en su edad adulta…

En el mundo de la empresa pasa lo mismo, entiendo que cuando montaste tu empresa tenías claro qué querías que esa empresa “fuera de mayor”, qué querías que esa empresa llegara a ser… ¿lo has conseguido? ¿Has sido capaz de convertir tu idea en realidad, tal y como tú te la imaginabas? O por el contrario las “circunstancias”, el día a día, la falta de claridad o la indefinición de rumbo han llevado a tu empresa a otro lugar…Supongo que tú, como los niñ@s, también tendrías una imagen, más o menos clara, de lo que querías que fuera tu empresa.

Bueno, no te preocupes, si aún no has podido materializar en resultados, números, facturación y rentabilidad esa imagen que tenías de tu empresa, todavía estás a tiempo de rectificar y encauzar aquella maravillosa idea que un día tuviste, aún puedes encarrilar su realidad y llevarla al futuro que puedes y tienes que crear tú y tu equipo, tu equipo y tú; y, para ello, haré referencia  una magnífica herramienta que utilizamos en estrategia para llevar a las empresas al futuro: la VISIÓN.

La VISIÓN, en este caso, corporativa es el conjunto de ideas, alguna más abstracta que otra, que facilitan a la persona emprendedora un marco de referencia de lo que quiere y espera ver en el futuro de su empresa. Futuro que tiene que construir y crear esa persona, convertid@ en empresari@, y que, en inicio, será la que marque el camino que le permitirá establecer el rumbo para lograr que la idea que tiene, fruto de su imaginación, se convierta en una realidad tangible, palpable y, sobre todo, rentable.

Esa VISIÓN debe ser comunicada y compartida con todas las personas que trabajan en la empresa y también es necesario comunicarla a los cuatro vientos, al mercado, que se sepa quién es la empresa y lo que pretende.

Tener en la cabeza una maravillosa idea de cómo se quiere que sea la empresa, sin compartirla, sin comunicarla, sin materializarla de alguna manera, es como querer rodar una película sin tener un guión, una trama, unos personajes y un final. La persona emprendedora cuando se convierte en empresari@ tiene la obligación de liderar el futuro de la empresa incorporando su conocimiento y su idea a todos los participantes de la compañía…

Hoy te cuento hasta aquí, pero no te preocupes, reflexiona sobre esta primera parte y materializa en tu imaginación el futuro de tu empresa que, en breve, te daré los elementos que necesitas para que esa VISIÓN la puedas hacer realidad…

 

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies