Etiquetas: , , , , , ,

Ley Trabajo Autónomo, novedades para el RETA

Como ya se había anunciado, la publicación de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo viene con una importante batería de medidas que afectan de forma significativa a los Trabajadores Autónomos, especialmente a aquellos que causarán alta a partir de la fecha de publicación o desde el 1 de enero de 2018.

Con el ánimo de hacer más fácil la lectura, haré un resumen de las principales medidas contempladas, o al menos de las más demandadas, aunque ya advierto que me surgen dudas de cómo se interpretarán algunas de ellas publicadas con esta Ley.

BONIFICACIONES EN LAS CUOTAS DE AUTÓNOMOS:

La más esperada, y como medida “estrella”, es la ampliación de la Tarifa Plana de 50 euros de cotización u 80% sobre la base de cotización superior a la mínima a doce meses, además de que se reduce a dos años, y no cinco, el tiempo de carencia para beneficiarse de ella. Es decir, un autónomo podrá beneficiarse de la tarifa plana si no ha sido autónomo en los últimos dos años como hasta ahora. De cualquier forma, para aquellos que hayan disfrutado previamente de esta medida, la carencia se amplía a los 3 años.

Con posterioridad estos 12 primeros meses, habrá una reducción según la siguiente escala hasta completar un periodo total de 24 meses:

  1. a) Una reducción equivalente al 50 % de la cuota durante los 6 meses siguientes.
  2. b) Una reducción equivalente al 30 % de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra a).
  3. c) Una bonificación equivalente al 30 % de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra b).

En el supuesto de que los trabajadores por cuenta propia sean menores de 30 años, o menores de 35 años en el caso de mujeres, podrán aplicarse, una bonificación adicional equivalente al 30 por ciento, sobre la cuota por contingencias comunes, en los 12 meses siguientes. Señalar que esta medida entrará en vigor el día 1 de enero de 2018.

Por otra parte, desde el día 26 de octubre de 2017, y como incentivo a incrementar los índices de natalidad, hay que destacar que en caso de maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, en los términos legalmente establecidos para las autónomas, las cuales tendrán doce meses de tarifa plana de 50 euros tras incorporarse a la actividad de su baja por maternidad.  En esta medida me surge la duda de si será independientemente de que hayas causado baja en la actividad (cese en IAE) o bien la actividad haya continuado y la trabajadora autónoma se haya dado de baja tan sólo a efectos de la prestación pero el negocio haya seguido funcionando por disponer de trabajadores contratados. El artículo 7 de la Ley indica que “…vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia…” lo cual me provoca incertidumbre sobre cómo interpretará la TGSS este texto.

CONCILIACIÓN FAMILIAR Y LABORAL

Tanto maternidad, paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural, tendrán bonificada la cuota al 100% durante el periodo de descanso. Se trata de una bonificación del 100 % de la cuota de autónomos, que resulte de aplicar a la base media que tuviera el trabajador en los 12 meses anteriores a la fecha en la que se acoja a esta medida. Es importante destacar que no será la cuota de autónomo que tuviese en el mes anterior a la prestación, sino que se trata de una media de los últimos 12 meses, de tal forma que se evitará que se “juegue” con cambios de base de cotización de última hora para beneficiarse una mayor prestación.

En su artículo 5 la Ley establece una bonificación del 100% de la cuota durante un año para el cuidado de menores de 12 años o personas a su cargo, estando supeditada esta bonificación a la contratación de un trabajador.

Para la prestación económica de maternidad y paternidad, el cálculo de la cuantía diaria será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización acreditadas a este régimen especial durante los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre ciento ochenta.

SISTEMA DE COTIZACIÓN DEL AUTÓNOMO

A partir del día 1 de enero de 2017, entra en vigor otra medida que me parece muy interesante, y es la posibilidad de que se puede cambiar la base de cotización a la seguridad social de los autónomos hasta 4 veces al año, y no 2 como hasta ahora, con los siguientes efectos:

  1. a) 1 de abril, si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el 31 de marzo.
  2. b) 1 de julio, si la solicitud se formula entre el 1 de abril y el 30 de junio.
  3. c) 1 de octubre, si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.
  4. d) 1 de enero del año siguiente, si la solicitud se formula entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre.

De igual forma, también las bajas y altas en el RETA se podrán realizar hasta 3 veces al año y serán efectivas en el día realizado, es decir, sólo se pagará de cuota de los días que esté el autónomo dado de alta y no el mes completo como hasta ahora, sea el día que sea.

CONTRATACIÓN DE FAMILIARES

La disposición adicional séptima establece que los autónomos que contraten indefinidamente a familiares (cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras) podrán beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses.

Entre otros requisitos, no puede existir un despido improcedente en los 12 meses anteriores y mantener el contrato seis meses tras el periodo bonificado. Entiendo que no será excluyente de la posibilidad de darse de alta como colaborador familiar como hasta ahora y que cause alta este familiar en el RETA y la posible bonificación existente, no obstante habrá que aclarar esta cuestión con la administración competente.

ACCIDENTE IN ITINERE

Se reconoce el accidente In Itinere para los autónomos, cuestión que hasta ahora La Seguridad Social no contemplaba., se entenderá como accidente de trabajo el sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional. A estos efectos se entenderá como lugar de la prestación el establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales.

Se entenderá, a idénticos efectos, por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta propia, que esté provocada por la acción de los elementos y sustancias y en las actividades que se especifican en la lista de enfermedades profesionales

DEDUCCIONES FISCALES

También muy importante es que a partir del día 1 de enero de 2018 las personas físicas que afecten su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, y lo hayan comunidad a la AEAT, se podrán deducir fiscalmente los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior. Realmente no es una gran cantidad de gasto deducible, 30% sobre el % indicado que destinas de la vivienda a la actividad económica, pero al menos hay un criterio, no como hasta ahora que no quedaba claro qué se podía o no deducir.

También se “abre la puerta” a incluir los gastos por manutención, por lo que el autónomo podrá deducirse 27,27 €uros diarios (48,08 €uros en el extranjero) en concepto de gastos de dietas y manutención siempre y cuando cumpla los siguientes requisitos: han de ser gastos incurridos en el desarrollo de la actividad económica, que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería, que se paguen por medios electrónicos y que se disponga de factura en condiciones.

RECARGOS POR INGRESOS FUERA DE PLAZO

Indicado en el artículo 1 de la Ley, se establece que las deudas con la Seguridad Social, cuando no se abonen en el plazo reglamentario de ingreso, devengarán los siguientes recargos:

  1. a) Recargo del 10 por ciento de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso.
  2. b) Recargo del 20 por ciento de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas a partir del segundo mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso.

Son medidas que espero que ayuden de forma significativa a incrementar el número de emprendedores que deciden darse de alta como trabajadores autónomos que puedan generar el empleo y riqueza para nuestro país.

Javier Artacho Reboso
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies