Salario bruto o salario neto ¿cuál es la diferencia?

La diferencia entre lo que es el salario bruto y el salario neto es un asunto que siempre causa confusión entre los trabajadores y empresarios, por ello entiendo que es importante conocer las diferencias entre ambos.

Ya he comentado en algunas ocasiones el error de las empresas y los trabajadores de pactar el salario en neto/líquido, esto es, lo que la empresa le ingresará cada mes en su banco o le entregará en efectivo. Esto es un gran error, puesto que lo que realmente se tiene en cuenta es la cantidad bruta (antes de descuentos), y será esta la que tenga en consideración la Agencia Tributaria a la hora de realizar la declaración de la renta.

El Salario Bruto es aquel que percibe el trabajador antes de que se produzca la retención en el IRPF y el descuento por la cotización a la Seguridad Social.

Por un lado, y según la escala para la retención de IRPF, puede suceder que la empresa tenga que practicar a un trabajador una retención de un porcentaje determinado e ingresarlo en la Agencia Tributaria como pago a cuenta (no siempre se retiene), es por lo que cuando se hace la declaración de la renta se puede tener cierta cantidad ya ingresada a nombre del trabajador, y esto es porque la empresa lo ha realizado durante el año anterior.

Por otro lado, los trabajadores deben cotizar a la Seguridad Social de forma mensual, esto es llamado “cuota obrera”. El porcentaje sobre la base de cotización para los contratos indefinidos supone un 6,35 % y para los contratos temporales (existen siempre excepciones) es de un 6,4% sobre la base de cotización. Hay que tener en cuenta que, en dicho porcentaje, el trabajador cotiza directamente por los siguientes conceptos: contingencias comunes, desempleo y formación profesional.

En este sentido, cuando al salario bruto se le descuenta la cotización a la Seguridad Social, la posible retención de IRPF, así como otras posibles deducciones (embargos, anticipos de salario, valor de productos en especie, etc.), al resultado de todo ello se le denomina como Salario Neto.

El salario bruto será siempre superior al salario neto, ya que aunque la retención de IRPF resultase 0% porque no corresponda retener nada, sí que existirá una deducción que se ha de ingresar en la seguridad social, lo que restará al salario bruto.

A continuación pongo un ejemplo de nómina mensual de un contrato indefinido y cuya retención en el IRPF es de un 10% según las circunstancias personales y familiares del trabajador:

NÓMINA MES DE MARZO DE 2018

–          Salario Base: 1.000,00 €
–          Pagas extras (prorrateadas sobre salario base): 200,00 €
–          Plus convenio: 200,00 €
TOTAL SALARIO BRUTO 1.400,00 €
Base de cotización a la Seguridad Social igual que salario bruto
Deducción a la Seguridad Social

(6,35 % sobre base de cotización)

–          88,90 €
Retención de IRPF (10%) –          140,00 €
TOTAL SALARIO NETO 1.171,10 €

Como se puede ver, en la medida en que aumentase la retención en el IRPF, el salario neto sería aún menor, y por el contrario, si disminuyese esa retención, la cantidad a ingresar sería mayor.

Como señalaba anteriormente, el salario no se debe pactar en neto, sino en bruto. Ni la empresa, ni el trabajador, deben estar “preocupados” de posibles modificaciones legales, personales o familiares que puedan afectar a la retención del IRPF, y por lo tanto, a su salario neto. Estas modificaciones podrían ser varias: nacimiento de un hijo, cuidado de ascendientes o descendientes, cambios legales como en los últimos años, contraer matrimonio, separarse/divorciarse, pensiones compensatorias, etc.

En este caso, vamos a ver qué pasaría si pactamos con un trabajador su salario neto, concretamente el que ha resultado del ejemplo anterior, cuyo salario bruto era de 1.400,00 € y además de la cotización a la seguridad social, la retención de IRPF era de un 10%, lo que resultaba un salario neto de 1.171.10 €/mes:

Si para un salario neto, como el del ejemplo, con una retención del 10%, resulta que el trabajador cambia su situación familiar (ejemplo por tener un hijo o cualquier otra circunstancia) y la retención pasa a un 6%, aunque al trabajador se le ingrese de forma mensual la misma cantidad neta, 1.171,10 €, realmente ganará menos dinero, pues como he señalado anteriormente, el salario real que percibe el trabajador es el bruto:

–          Salario Base: 1.000,00 €
–          Pagas extras (prorrateadas sobre salario base): 200,00 €
–          Incentivo (pactado): 136,11 €
TOTAL SALARIO BRUTO 1.336,11 €
Base de cotización a la Seguridad Social igual que salario bruto
Deducción a la Seguridad Social

(6,35 % sobre base de cotización)

–          84,84 €
Retención de IRPF (6%) –          80,17 €
TOTAL SALARIO NETO 1.171,10 €

Como se puede apreciar, el salario bruto que cobraba el trabajador en el primer ejemplo era de 1.400 €/mes, mientras que en el segundo ejemplo, al disminuir su retención y pasar de un 10% a un 6%, la cantidad bruta se tiene que reducir para llegar al neto pactado, pasando a 1.336,11 €/mes, lo que supone 63,89 € menos que el trabajador cobra al mes, aunque le ingresen lo mismo (neto). Otro perjuicio para el trabajador es que su base de cotización también se ve reducida.

Si sucediese lo contrario, y la retención fuese superior, el salario bruto ha de ser mayor para mantener el mismo salario neto, por lo que en este caso sería la empresa la que resultaría perjudicada, puesto que para mantener el salario neto pactado, tendría que incrementar el salario bruto, lo que implica que, además de una mayor retribución, también tendría que cotizar más a la seguridad social por el trabajador, incrementándose los gastos para la empresa de forma mensual.

Como siempre comentamos en Musashi asesores consultores, la recomendación es que a la hora de pactar un salario anual o mensual, siempre se ha de hablar de cantidades brutas, de tal forma que tanto la empresa como el trabajador asuman las distintas variables que se pueda producir a lo largo de la relación laboral.

Javier Artacho Reboso
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies