TU HERRAMIENTA PARA CONSTRUIR EL FUTURO: EL MAPA ESTRATÉGICO

Cuando trabajamos con una empresa en su estrategia para alcanzar determinados retos, se produce en la mayoría de las ocasiones, una, cuanto menos, curiosa circunstancia y es que la empresa no tiene claramente definidos sus objetivos y no solo eso, sino que cuando preguntamos por su razón de ser, por su misión, tampoco tienen claridad sobre su propósito, y es ahí cuando entendemos la razón de por qué nos han contratado.

Lo primero que hacemos es evaluar la situación para saber y hacerle saber a la empresa de dónde partimos porque en la mayoría de las ocasiones no son conscientes de ello y, para saber de dónde partimos, lo que hacemos es evaluar:

  • ¿Qué está haciendo la empresa?
  • ¿Por qué lo está haciendo?
  • ¿Qué debería estar haciendo para mejorar sus resultados?

Y, con esta “foto”, elaboramos una Mapa de Situación que, en la mayoría de las ocasiones, se trata de un Mapa de Problemas del que partir para llegar a las necesarias soluciones que podrá alcanzar la empresa a partir de construir su Mapa Estratégico.

Hay cinco cuestiones clave que, a través de esta evaluación, hay que responder:

1.- ¿Cuál es la Misión de la empresa?

2.- ¿Quién es el cliente de la empresa?

3.- ¿Cuál es el “dolor” del cliente? (¿Qué valor está esperando recibir para solucionar su problema, para satisfacer sus necesidades, deseos y aspiraciones?)

4.- ¿Cuáles son los resultados de la empresa?

5.- ¿Cuál es el plan de la empresa? (Normalmente no hay plan proactivo, hay “plan” reactivo)

Tras la evaluación (en forma de reflexión estratégica) la empresa descubre sus objetivos y define o redefine su Misión y, necesariamente, tiene que enfocarse en esos objetivos pasando a la acción para lograr alcanzarlos y, de esta forma, convertirse en lo que quiere ser en el futuro, materializando la Visión que, en muchos casos, va descubriendo en el proceso.

 

Utilizamos la metodología del Mapa Estratégico para acompañar a la empresa en su proceso de cambio, haciéndole ver lo que debe hacer hoy para obtener resultados, siendo consistente con su Misión y trazando el camino que le lleve a crear su Visión. Y esto se pone en marcha a través de las personas de la empresa, de sus procesos, teniendo en cuenta SIEMPRE al cliente para que se obtengan resultados económicos y la empresa pueda ser lo que quiere llegar a ser reflejado en su Visión.

El líder inteligente del siglo XXI se compromete con el cambio para desarrollar su empresa y se adapta a las necesidades de sus clientes escuchándolos y ofreciendo soluciones a sus problemas y, para conseguirlo, hace todo lo que tiene que hacer cambiar/modificar/redefinir la Misión de la empresa, abandonar lo que ya no sirve, no es útil o no aporta valor y concentrar sus recursos en generar el valor que demanda el mercado.

El verdadero líder del siglo XXI sabe que todo es cambio y que él y su empresa están contribuyendo a crear el futuro, por eso actúa, porque es consciente que el verdadero liderazgo se basa en la ACCIÓN EFECTIVA.

Y tú ¿sabes cuál es tu MISIÓN?…

 

José Ángel Morales Medrano
Socio – Fundador
Musashi asesores consultores

Conecta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies