Blog

Consulta las últimas noticias, casos prácticos y artículos sobre consultoría y asesoramiento a empresas en los ámbitos laboral, fiscal, contable, mercantil y legal.

Decisiones estratégicas, decisiones operativas

Es importante que en el mundo de la empresa tengamos claro qué es lo estratégico y qué es lo operativo, porque la experiencia me dice que en muchas ocasiones los empresarios y directivos de las pymes llegan a confundir algunos asuntos operativos como si fueran estratégicos.

Las decisiones estratégicas son aquellas que afectan al medio y, sobre todo, al largo plazo de la empresa, es decir, las que permiten que una compañía siga existiendo en el futuro. Son aquellos aspectos que tienen que ver con ser competitivos en un entorno tan turbulento como el actual, tienen que ver con cómo ser innovadores en el mercado para ser un referente con respecto a las empresas de la competencia. Aspectos como introducirnos en un nuevo mercado, tener una alianza con una empresa que nos aporte algo de lo que no disponemos o si es conveniente dar el salto a nivel internacional, son asuntos estratégicos. Estas decisiones son proactivas, están relacionadas con la anticipación y con los pasos que debo dar hoy, para conseguir los objetivos que tengo planteados alcanzar en el mañana.

Sin embargo, las decisiones operativas están relacionadas con el día a día, con todo aquello que debemos ir gestionando y haciendo para que la empresa siga existiendo. Este aspecto es fácil de entender con simples ejemplos que están relacionados con hacer frente a pagos que llegarán próximamente, o con cómo solucionar un problema ocasionado en nuestro departamento de gestión de recursos humanos por la baja por enfermedad de algunas personas. Son aspectos que en el transcurso de cada día de la empresa se deben ir solucionando y gestionando para que el “barco” siga navegando rumbo a su puerto. Los temas operativos se tienen que solucionar en el corto plazo de forma reactiva, siendo asuntos internos de la empresa que tratan de solucionar los problemas que cada día se van presentando.

Las decisiones estratégicas son cualitativas, proactivas, de futuro, con visión global del entorno y de la compañía, “miran” hacia fuera de la empresa; mientras que las decisiones operativas con cuantitativas, reactivas, con una visión particular de algún aspecto de la empresa y “miran” hacia dentro de la compañía.

Sea estratégico para alcanzar el futuro, sea operativo para gestionar el presente…y busque el equilibrio de sus decisiones para que el día a día le lleve a la competitividad de su empresa en el mañana…

José Ángel Morales Medrano

Compartir:
Menú