Blog

Consulta las últimas noticias, casos prácticos y artículos sobre consultoría y asesoramiento a empresas en los ámbitos laboral, fiscal, contable, mercantil y legal.

FIJA OBJETIVOS PARA TU EMPRESA, LOS OBJETIVOS LA ACERCAN A SU PROPÓSITO. PARTE I

La palabra estrategia, en general, es motivadora y, en particular en el mundo de la empresa, es más que sugerente pero sin contenido esa palabra, ese concepto se queda vacío y sin sentido. Y el contenido se lo da “apuntar” a un objetivo para diseñar y ejecutar esa estrategia y, consiguiéndolo, obtener resultados.

La estrategia no es un fin en sí mismo, es solo un medio para conseguir resultados. Los resultados aparecerán cuando alcancemos el/los objetivos definidos.

Cuando nos contrata una empresa para ayudarle en su planificación estratégica lo primero que preguntamos es a dónde quiere llegar y, sorprendentemente, para esta pregunta muchas empresas no tienen respuesta y si no saben cuál es su destino, para qué quieren una estrategia.

Antes de diseñar y ejecutar una estrategia LA EMPRESA DEBE FIJAR OBJETIVOS.

Los objetivos son la razón de ser de la estrategia. Sin objetivos la empresa no tiene rumbo y no tendrá una forma razonable de canalizar la energía de todas sus personas y sus recursos.

Una empresa para ser competitiva tiene que fijarse objetivos y cada minuto que emplee en su reflexión estratégica para fijar esos objetivos, será el mejor tiempo invertido. Los objetivos son el motor de la motivación de la empresa y los que hacen que la empresa trabaje por un PROPÓSITO.

Los objetivos definen en la empresa lo que se debe hacer cada día para acercarse más a ellos y poder conseguirlos. Una empresa es competitiva cuando quiere conseguir objetivos y se pone a trabajar para alcanzarlos.

Son cuatro las razones principales por las que fijarse objetivos:

  • Primera, los objetivos focalizan la atención de las personas de la empresa.
  • Segunda, los objetivos son el motivo por el que avanza la empresa, son su principal estímulo.
  • Tercera, fijar objetivos a largo plazo con metas a corto y medio plazo permitirá a la empresa experimentar su avance y el éxito de forma frecuente. Las metas son el trampolín para llegar al objetivo final y ayudan a la empresa y a sus personas a ver el proceso de ejecución estratégica como una cadena continua de pequeños triunfos.
  • Cuarta, tener objetivos mantiene a la empresa y a sus equipos en la zona de aprendizaje, ayudando a pensar en la utilización de los recursos y en la búsqueda de nuevos recursos que permitan conseguir el objetivo final. Esta forma de pensar desarrolla las destrezas de las personas en la empresa para alcanzar los objetivos que se han fijado, pero es que, además, ayuda a desarrollar la mentalidad empresarial con nuevas y originales experiencias.

Tu propósito empresarial estará tan cerca como cada meta que alcances y como cada objetivo que conviertas en resultados…

José Ángel Morales Medrano

Socio-Fundador

Visita mi perfil de  

Compartir:
Menú