Blog

Consulta las últimas noticias, casos prácticos y artículos sobre consultoría y asesoramiento a empresas en los ámbitos laboral, fiscal, contable, mercantil y legal.

Localización: elemento de ventaja competitiva en el sistema de franquicias

Cuando un punto de venta funciona es evidente que se debe a diversos factores que como consecuencia dan un resultado óptimo. Uno de ellos es la LOCALIZACIÓN.

Pero quiero poner el foco en un aspecto que es fundamental a la hora de que nuestra empresa, nuestro comercio, nuestro local, nuestro punto franquiciado sea un éxito, me estoy refiriendo a la localización, al lugar elegido para posicionarnos, al emplazamiento que hemos decidido que sea el espacio en el que vamos a servir a nuestros clientes.

De todos es sabido el elevado precio de los inmuebles situados en las calles más comerciales de nuestro país y que, lógicamente, esas ubicaciones tienen el valor que les ponen por estar en el lugar que están.  Por eso, en un mercado tan competitivo como el actual cuando se apueste por crear una empresa con necesidad de estar ubicada en un local comercial y a pie de calle, es determinante el lugar en el que vamos a desarrollar nuestra actividad empresarial. Ya sabemos que en el sistema de franquicias tendremos un camino recorrido en este sentido, gracias a la experiencia del franquiciador, no obstante, es bueno tener presente la importancia de este aspecto.

Y la experiencia que las cadenas de franquicias aportan en este aspecto es que saben perfectamente lo que significa la localización, y han analizado qué tipo de acceso debe tener el punto de venta, que sea una buena zona bien comunicada, con visibilidad, conociendo el nivel de competencia en el entorno en el que se posicionará el franquiciado, cuáles son los flujos de personas que pasarán por el local comercial, si es necesario que dicho local haga esquina, etc; pero además también tienen en cuenta, sobre todo dependiendo del tipo de producto que se ponga en el mercado, los metros cuadrados que se necesitan para poder mostrar bien el producto y que el cliente se sienta cómodo en el establecimiento, cómo debe ser la distribución, qué tipo de iluminación debemos tener, cuál será la decoración, etc., etc., etc.

Todos estos factores a los que nos hemos referido son un elemento estratégico en el posicionamiento territorial de la franquicia en sus procesos de expansión, y en determinadas marcas y productos será determinante para el éxito o fracaso del punto franquiciado.

Esta es una buena práctica y un elemento diferenciador para competir en el mercado. Crear una buena imagen y un buen ambiente en nuestro punto de venta no es tan difícil si lo hacemos de una forma ordenada y planificada, pero sobre todo si lo hacemos pensando en aquellos a los que más necesitamos para que nuestro punto de venta funcione: los clientes.

Ya lo saben, para tener éxito en el posicionamiento de nuestro establecimiento tenemos que cumplir tan sólo tres reglas: localización, localización, localización.

Compartir:
Menú