Blog

Consulta las últimas noticias, casos prácticos y artículos sobre consultoría y asesoramiento a empresas en los ámbitos laboral, fiscal, contable, mercantil y legal.

El profesional con talento

Las empresas son lo que son sus personas, es un tópico, pero es una realidad. Siempre ha sido complicado gestionar una empresa, pero en el entorno actual los que dirigen las empresas más que ejecutivos debíamos de darles el calificativo de héroes. Son  profesionales con talento, es decir, aquellas personas que alcanzan resultados superiores dentro de una organización. Talento es igual a resultados.

El talento requiere tres ingredientes básicos: capacidades, compromisos y acción. Un profesional será capaz cuando posee conocimientos, habilidades y competencias. La involucración total, el compromiso es el motor para que el profesional aporte lo máximo posible y no se marche a otra compañía. Y por mucha capacidad y compromiso que tenga el talento se manifiesta definitivamente con la acción.

Actualmente el talento es el gran patrimonio de las organizaciones y este talento lo tienen las personas y que sólo lo aportan si quieren, si aprecian que se les trata como tales; el talento es un recurso que sale todos los días de la empresa con cada trabajador cuando termina su jornada de trabajo y que puede desaparecer de forma masiva si la rotación de los profesionales es muy alta.

El talento no tiene por que ser innato, todas las personas pueden desarrollarlo potenciando sus capacidades que les permitirán convertirse en profesionales que obtengan resultados. El desarrollo del talento requiere:

  • Motivación.
  • Conocimiento.
  • Generar nuevos hábitos.
  • Disponibilidad de recursos.

Hoy en día el talento se ha convertido en un concepto esencial en la creación de valor estratégico para las empresas. El factor clave a la hora de determinar el éxito de cualquier compañía es su capacidad para utilizar el talento humano, descubrirlo, desarrollarlo, utilizarlo, motivarlo y reforzarlo. El talento humano es el recurso más productivo que existe ya que se basa en la capacidad y la voluntad de las personas para lograr los objetivos de una empresa.

Las empresas sólo podrán seguir compitiendo si adquieren, desarrollan y utilizan el conocimiento de forma más rápida que sus competidores y gran parte de ese conocimiento lo aportan las personas de talento.

En nuestros días gran parte del talento está fuera del mercado de trabajo debido al problema del desempleo, esperemos que pronto todo ese talento se incorpore al mundo de la empresa para posicionarnos como nos merecemos como país.

José Angel Morales Medrano
Socio-Director
Musashi asesores, consultores

Compartir:
Menú