Blog

Consulta las últimas noticias, casos prácticos y artículos sobre consultoría y asesoramiento a empresas en los ámbitos laboral, fiscal, contable, mercantil y legal.

Pensar estratégicamente es imprescindible

Siempre ha sido necesario, aunque en el mercado en el que actualmente compiten las empresas es imprescindible, el pensamiento estratégico. No hay otra, pensar estratégicamente es imprescindible. Pensar estratégicamente es mirar con perspectiva y reflexionar hoy sobre cómo evolucionará el escenario en el que nos hayamos inmersos y tomar decisiones, informadas en unos casos y arriesgadas en otros, sobre el camino que hay que elegir para conseguir una posición competitiva en el mercado en el medio y largo plazo.

No olvidemos que la estrategia es un medio, el objetivo a alcanzar es el fin, pero para hacer estrategia y para alcanzar objetivos, tenemos que pensar estratégicamente y para pensar de esta forma es necesario superar tres elementos:

Primero: Ser capaces de visualizar cómo evoluciona el escenario en el que se desarrolla nuestro negocio, teniendo en cuenta que vivimos en un nuevo entorno provocado por un cambio de época.

Segundo: Saber caminar hoy el sendero que nos hará competitivos mañana, analizando la realidad y sabiendo ver la complejidad de nuestro presente e imaginar con perspectiva el laberinto del futuro.

Tercero: Desarrollar en nuestro camino los planes de acción necesarios que sean capaces de ejecutar las decisiones estratégicas tomadas y nos hagan alcanzar los objetivos marcados.

Pensar estratégicamente es ser capaces de cultivar el ingenio estratégico. El pensamiento es lo que nos diferencia a las personas de los animales y la manera de pensar de cada uno de nosotros también nos diferencia del resto. Por eso, uno de los más importantes recursos que tienen las empresas son sus personas y de la calidad de sus pensamientos dependerá el futuro de las compañías en las que trabajan. Son las personas las que hacen a las empresas a las que pertenecen, por eso sus conocimientos y capacidades son las que harán que las empresas se puedan posicionar en el futuro.

Lo expresado anteriormente es evidente en la medida que empresas con los mismos o similares recursos en mismos sectores se desarrollan de forma totalmente distinta. Pensar bien, pensar estratégicamente mejor que los competidores permitirá a las empresas posicionarse competitivamente en mercado y ganar la batalla a las empresas del sector.

Ya sabe, piense estratégicamente si tiene un objetivo que lograr, considerando su situación particular, el entorno que le rodea y el futuro que quiere crear…

José Ángel Morales Medrano                                                                                               

Socio – Director                                                                                                                             

Musashi asesores consultores

Compartir:
Menú